Fin odisea de 30 años del programa de transbordadores de la NASA.


Cabo Cañaveral (Reuters). El Atlantis tocó tierra el jueves en el Centro Espacial Kennedy de Florida, poniendo fin a una odisea de 30 años del programa de transbordadores de la NASA.

Trabajadores de la NASA esperaron al borde de la pista al amanecer para dar la bienvenida al Atlantis y a su tripulación al regreso de una exitosa misión de abastecimiento de 13 días a la Estación Espacial Internacional, y para celebrar el fin del programa de transbordadores tras 135 vuelos.

El comandante Chris Ferguson pilotó suavemente la nave de 100 toneladas de peso en el aterrizaje en el centro espacial, a pocos kilómetros de donde el Atlantis se exhibirá como pieza de museo.

EL ÚLTIMO ATERRIZAJE
El estruendo rompió el silencio previo al amanecer en el centro espacial, la última vez que sus residentes escucharán el sonido de un transbordador regresando a casa.

Ferguson aterrizó el Atlantis a las 05:57 hora del este de Estados Unidos (0957 GMT), finalizando un viaje de 8,4 millones de kilómetros y cerrando un capítulo clave en la historia de los vuelos espaciales.

“Misión cumplida, Houston”, dijo Ferguson a través de la radio al centro de control de la misión.

El astronauta Barry Wilmore, desde el centro de control, le respondió: “Aprovechamos esta oportunidad para felicitarte, Atlantis, así como a los miles de individuos apasionados en todo este gran programa espacial que dio fuerza a esta increíble nave espacial, que durante tres décadas ha inspirado a millones de personas alrededor del mundo”.

30 AÑOS DESPUÉS
El regreso del Atlantis, la misión 135 de los transbordadores, pone fin a un programa de 30 años que hizo que los vuelos espaciales parecieran una rutina, a pesar de los dos accidentes mortales en los que murieron 14 astronautas y que destrozaron dos de las cinco naves espaciales de la NASA.

La última junta de investigación de accidentes recomendó la retirada de los transbordadores luego de que se finalizara la construcción en la Estación Espacial, un proyecto de 16 países de 100.000 millones de dólares. El objetivo se alcanzó este año.

“Su trabajo está hecho. Los tenemos de vuelta y podemos dejarlos seguros en museos y sentirnos orgullosos de lo que hicieron”, dijo el veterano astronauta Stephen Robinson, quien se encontraba en la pista.

Los detalles sobre el programa de seguimiento están aún pendientes, pero el objetivo general es construir una nueva nave espacial que pueda viajar más allá de la órbita de 400 kilómetros de la estación y enviar astronautas a la Luna, asteroides y otros destinos del espacio.

Pero ahora que el Atlantis regresó a casa, 3.200 trabajadores de los 5.500 del programa de transbordadores perderán su trabajo el viernes. En aproximadamente un mes, la plantilla de empleados que totalizaba 16.000 personas cinco años atrás quedará en unos 1.000 que supervisarán la transferencia del Atlantis, el Discovery y el Endeavour a los museos.

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: