Cuando tu enemigo se equivoca


Por: Augusto Álvarez Rodrich

La detención de Saavedra deslegitima al gobierno. Ojalá que la detención de Wilfredo Saavedra solo sea una metida de pata, pues su arbitrariedad deja la preocupación de que, en circunstancias complicadas, el presidente Ollanta Humala pueda ceder a la tentación de la prepotencia.

La detención del presidente del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca y de cinco dirigentes cajamarquinos, durante diez horas en la Dircote, es un hecho lamentable que daña, principalmente, al gobierno.

 

Por un lado, por su ilegalidad al no existir mandato de detención, requisitoria en su contra, ni habérsele encontrado cometiendo un delito flagrante en el momento de la captura.

 

Por el otro lado está la oportunidad, justo cuando salía del Congreso. La absurda detención de Saavedra le resta credibilidad al llamado al diálogo del gobierno, el cual aparece usando la fuerza que es más propia del que se queda sin ideas y no –como es su caso– del que posee argumentos sólidos para enfrentar un debate para sacar adelante la Mina Conga, armonizando las condiciones para la inversión con los derechos de la gente.

 

Saavedra fue condenado por participar en un atentado del MRTA. Pero ya cumplió su pena. El gobierno tiene, por supuesto, el derecho de investigar a quienes, como él, puedan ser sospechosos, pero no puede detenerlo sin motivo, dándole la oportunidad de pensar, mientras estaba en la Dircote, como decía Napoleón: “Nunca interrumpas a tu enemigo mientras está cometiendo un error”.

 

La detención coincidió con el anuncio del presidente Humala de que se debe fortalecer el principio de autoridad. Eso está bien, pero debe ir acompañado del fortalecimiento de su liderazgo, el cual se debilita cuando actúa, como en este caso, con prepotencia e ilegalidad, aun cuando esto excite a los medios que hace poco lo acusaban a él de terrorista.

 

Lo ocurrido puede dejar la impresión en algunos, principalmente en Cajamarca, que mientras el gobierno recibe en Palacio al gerente de Yanacocha para hacer anuncios sobre el proyecto, a los líderes de la protesta los quiere meter presos. ¿Así quiere realizar el presidente un diálogo?

 

Este columnista tiene, como sabe el lector regular de este espacio, una diferencia enorme con Saavedra sobre, entre otras cosas, cómo desarrollar la minería, pero eso nunca puede avalar la prepotencia y a la ilegalidad.

 

Lo ocurrido es, en suma, una pésima señal de un gobierno que, si no hubiera ganado la elección, sus principales figuras estarían ahora marchando junto con Saavedra y, quizá, hasta detenidos en la Dircote con él.

 

Alguien del gobierno debería ofrecer una explicación por este mamarracho. Y si no lo hace pronto, el Congreso debería llamar al ministro del Interior para exigírsela y explicarle cómo se actúa en una democracia

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: