Colombia una potencia deportiva regional.


Protagonista. El éxito de su delegación en Londres llevó a que el país del café se perfile como potencia deportiva en Sudamérica. Los resultados son producto de una estrategia que ahora los otros países quieren conocer y emular.

Alejandra Cruz. de la Republica

Mariana Pajón con su presea dorada en bicicrós cerró, literalmente, con broche de oro la participación colombiana en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Con ocho medallas obtenidas en total, este ha sido el mejor desempeño de una delegación colombiana en sus 76 años de participación olímpica. No solo por podios obtenidos sino también por la diversidad de disciplinas en las que los cafeteros dejaron su huella: BMX, ciclismo de ruta, levantamiento de pesas, judo, salto, taekwondo y lucha.

En la tabla de medallería las nuevas preseas dejaron a Colombia con un total de 19 medallas. Solo Brasil, Jamaica y Cuba lo superan entre los países de América Latina y el Caribe. Lo que significa, para muchos, que merece ser considerado como una potencia deportiva regional. Por ello, el presidente del Comité Olímpico Colombiano (COC), Baltasar Medina, se ha convertido en consejero de directivos de otros países que quieren saber la receta del éxito.

En total, en este ciclo olímpico el Estado colombiano invirtió cerca de 28 millones de dólares. Cifra que contrasta con los apenas 557 mil dólares que destinó el gobierno peruano a nuestra delegación.

También contrasta el tamaño de las delegaciones de ambos países: 104 deportistas cafeteros, frente a 17 peruanos. El plan estratégico colombiano fue trazado por el COC en 1997 tras los pésimos resultados en Atlanta-1996 (cero medallas). La focalización de las zonas deportivas fuertes en el país, la búsqueda de nuevos talentos, incremento del apoyo económico, el trabajo coordinado y la profesionalización del deporte fueron los ejes que establecieron.

Guardadas las proporciones, Colombia tiene una política similar a la de Inglaterra (país que cuenta con uno de los programas olímpicos más exitosos del mundo): una fuente permanente de recursos concentrada en unas cuantas disciplinas y diseño de planes de entrenamiento de largo plazo.

La mayoría de los programas del Instituto Colombiano de Deportes (Coldeportes) y el COC es financiada por un impuesto al servicio de telefonía móvil, que fue creado en el 2002. Esta es la fuente cierta y creciente de recursos fiscales para el deporte. La idea del Estado era cobrar un impuesto elitista: entonces el número de líneas celulares no llegaba a los 7 millones, pero la telefonía móvil se universalizó, superando los 45 millones de usuarios. Por tanto, se incrementó también el número de contribuyentes al impuesto deportivo.

El incremento en recursos permitió que en la delegación colombiana de Londres-2012 figuraran 14 técnicos extranjeros de gran cartel, de los que han aprendido no solo los deportistas. “Ellos han traído métodos de trabajo y de entrenamiento que luego los entrenadores colombianos ponemos en práctica”, explicó David Gutiérrez, técnico colombiano de lucha.

Además, Coldeportes tiene un programa llamado Altius, el cual está dedicado a los deportistas que están en los primeros puestos a nivel mundial. Actualmente 6 deportistas están dentro del plan Altius (incluyendo a Mariana Pajón) y cada uno de ellos recibe un apoyo mensual de US$ 1.900 aproximadamente. Asimismo, hay 14 atletas en el plan Élite; 70 en el avanzado; 76 en Ascenso y 16 juveniles. En total, Coldeportes destina cada mes un monto de más de 151 mil dólares para sus deportistas apoyados.

Estos pagos se plantean a los jugadores como sueldos, para que consideren dedicarse de lleno al deporte.

Ello resulta muy pertinente cuando se conoce la historia de varios de los medallistas: Rigoberto Urán, medalla de plata en ciclismo de ruta, vendió lotería para sobrevivir; la judoka Yuri Alvear vendía empanadas; Jackeline Rentería, doble medallista de bronce en lucha, no tenía 5 dólares mensuales para las clases deportivas. Por ello columnistas colombianos han sugerido que más que ganar por la gloria, los deportistas ganan por sacar adelante a sus familias.

Para la nación cafetera esto es solo el principio. Planean aumentar la inversión y el esfuerzo para superar los resultados actuales en los próximos juegos en Brasil 2016. Como parte de ello, al iniciar labores esta semana Roy Barreras, presidente del Congreso, propuso la creación de un Ministerio del Deporte.

Precisión

El gobierno nacional, a través de Coldeportes, premiará a Mariana Pajón con US$ 63 mil dólares por la medalla de oro. Los demás medallistas también serán premiados con dinero, de la siguiente manera: US$ 44 mil por cada presea de plata y US$ 31.500 por cada bronce alcanzado.

Anuncios

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: