Fiscalía reabre investigación por esterilizaciones forzadas


La Primera Fiscalía Supraprovincial Penal de Lima reabrió la investigación preliminar por el caso de las esterilizaciones forzadas que se ejecutaron en el gobierno de Alberto Fujimori, y que incluye al parlamentario fujimorista Alejandro Aguinaga, se informó hoy.
Carlos Rivera, abogado del Instituto de Defensa Legal, precisó que la investigación incluye al legislador en su calidad de exministro de Salud durante el régimen fujimorista (1990-2000), al igual que al extitular del sector Marino Costa Bauer.

“Nos han notificado una resolución de la Primera Fiscalía Supraprovincial Penal de Lima, que estaba a cargo de las investigaciones, reabriendo el caso y, consecuentemente, estableciendo un nuevo periodo de indagaciones para la búsqueda del esclarecimiento del caso de las mujeres esterilizadas”, dijo el jurista.

Con el inicio de esta investigación, Rivera indicó que este no es el momento de solicitar el levantamiento de inmunidad porque se trata de una indagación de carácter prejudicial a cargo de la magistrada Fanny Escajadillo.

Destacó que la Fiscalía de la Nación decidiera reabrir el caso al considerar que “había sido irregularmente archivado hace algún tiempo atrás”.

El abogado precisó en Ideele Radio que el Ministerio Público será la entidad responsable de recolectar las evidencias y pruebas que determinen si se cometieron crímenes de esterilización forzada contra las mujeres denunciantes.

También señaló que la investigación fiscal deberá determinar quiénes son los funcionarios y autoridades de ese entonces que decidieron, ordenaron y ejecutaron los hechos imputados.

“Lo que tendrá que decidir la fiscalía es individualizar la responsabilidad de cada uno de ellos y, en su momento, formulará una denuncia ante el Poder Judicial para que ellos puedan defenderse como corresponde ante el sistema judicial peruano”, concluyó.

,

  1. #1 por v.regional el 26/11/2012 - 07:37

    Las indias no deben concebir
    Por J. Bruce
    La reapertura de la investigación del llamado “Plan de esterilizaciones forzadas”, efectuado durante el segundo Gobierno de Fujimori, nos confronta con una serie de abusos de poder, vinculados a una ideología compleja que en muchos sentidos sigue vigente. Por ello es una oportunidad para reabrir también un debate que no se limita a sucesos lejanos en el tiempo y la geografía.
    Si bien ya no estamos en ese periodo de exigua democracia, el delito de obligar a miles de mujeres a esterilizarse sigue teniendo consecuencias. En este caso aparecen como agraviadas 1.500, pero el propio ex ministro Alejandro Aguinaga habló de unas 280.000 mujeres esterilizadas quirúrgicamente.

    Los documentos publicados el domingo por La República demuestran fehacientemente que se trató de una política sistemática, llamada AQV (Anticoncepción Quirúrgica Voluntaria). Así, el centro de salud de Chiquián, Áncash, cursó el siguiente escrito: “…se le hace llegar la programación de salida concerniente a la captación de candidatas AQV que se vienen realizando durante el mes de junio para la campaña que se realizará el 17 de junio del presente año…”.

    Este método de “planificación familiar” fue aplicado con engaños y coacciones, según lo indican las declaraciones de las afectadas, así como las de médicos, enfermeras y técnicos de los centros de salud como el mencionado. ¿A alguien le sorprenderá saber que el 100 % de las mujeres esterilizadas a la fuerza provenían de ámbitos pobres y desprovistos de educación? Tal como en los crímenes cometidos durante la violencia política desatada por Sendero Luminoso, las víctimas fueron provenientes del campesinado quechuahablante. Peor: mujeres.

    La ideología que alentó esta política cercana a las prácticas nazis sigue vigente por otras vías. La escritora Beatriz Gimeno publicó este mes un artículo a partir de un caso en Irlanda, donde se privilegió la vida del feto, pese al pedido expreso de la madre de abortar, ocasionando la muerte de la gestante. Su conclusión: la vida de la mujer vale menos que la del feto. El pensamiento provida se escandaliza con el aborto legal practicado en buena parte del Primer Mundo, pero calla en casos como los de las AQV.
    Beatriz Gimeno: “El cuerpo de la mujer aquí se hace transparente, se le vacía de voluntad, se le atraviesa por un poder externo a ella, se convierte en algo inerme; se ignoran los derechos de una vida ya construida, inmersa en una historia personal, para imponer sobre ella un mandato social patriarcal.” Hoy no tenemos AQV para Hilaria Huamán o Serafina Ylla (dos de las denunciantes), pero si alguna de sus vecinas saliera embarazada contra su voluntad, no tendría otra opción que continuar el embarazo, sean cuales fueren las condiciones del mismo. Puede que ya no sean fujimoristas, pero las personas que deciden sobre sus cuerpos están “iluminadas” por la misma voluntad de poder sobre el cuerpo de la mujer. Sobre todo si es “india” y pobre. Pues si tiene el dinero, puede acudir a una clínica privada y sustraerse a esa imposición brutal.

  2. #2 por Paul el 27/11/2012 - 09:09

    Por Nelson Manrique
    ..Volviendo a las esterilizaciones forzadas, este es un crimen de lesa humanidad perpetrado contra más de 300,000 mujeres peruanas. Atendiendo a demandas de organismos multilaterales como el Banco Mundial, Fujimori dispuso que se procediera a ejecutar una campaña de esterilizaciones para “eliminar la pobreza eliminando a los pobres”, como anotó el candidato Ollanta Humala en un debate presidencial. Los abusos se perpetraron contra las mujeres más pobres, básicamente indígenas, y fueron desde someterlas a la esterilización quirúrgica sin darles información sobre asuntos fundamentales, como el carácter irreversible de la operación, hasta secuestrarlas violentamente y amarrarlas a las camas para operarlas contra su voluntad (http://bit.ly/Tp8Sw1).

    No al indulto es no a la impunidad.

  3. #3 por pc el 30/11/2012 - 07:14

    Nosotros esterilizamos más

    Por Claudia Cisneros
    El Estado peruano ha documentado la realización de 300 mil esterilizaciones durante el gobierno de Fujimori. La Defensoría reportó más de 2.000 casos en que fueron forzadas.

    “¡Qué me van a hacer! Como tres, cuatro médicos me agarraron y después me tumbaron a una camilla. De la cintura para abajo no más se me ha adormecido mi cuerpo. Levanté la cabeza y me he visto cómo me estaban sacando mi tripa […]”. Aurelia Pacohuanca

    “Es una política que el gobierno priorizó. Es una de las páginas negras de la salud pública nacional”. Maximiliano Cárdenas, decano del Colegio Médico durante las esterilizaciones.

    “Tenemos documentos que muestran que se exigía a los médicos cumplir mensualmente metas obligatorias de mujeres esterilizadas”. Rocío Villanueva, Defensoría del Pueblo, 2002.

    “El Estado promoverá que las familias de bajos ingresos y de menor nivel educativo tengan el mismo acceso a los métodos de la planificación familiar con los que cuentan las clases de mayores ingresos”. Fujimori, 28 de julio, 1995.

    “Yo creo que ocurrió sinceramente una barbaridad, yo fui el que hizo la denuncia, fui el que por primera vez mostró en el Congreso la propaganda del Ministerio en el que se decía ‘Festival de Ligaduras de Trompas’. Fue una de las principales discrepancias que tuve con Fujimori”. Rafael Rey, 2011, campaña presidencial.

    “Fue un programa nacional de planificación familiar que debe ser reactivado[…]”. Eduardo Yong Motta (2012), ex ministro implicado.

    “El Colegio Médico del Perú recomienda al gobierno sus-pen-der las actividades de AQV, Anticoncepción Quirúrgica del Programa de Salud Reproductiva y de Planificación familiar”. Maximiliano Cárdenas, decano del Colegio Médico a la prensa, 1996.
    “Las denuncias obedecen a inconducta personal de los que ejecutan este sistema”. Aguinaga, 2011.

    “A los médicos y profesionales de salud se les pedía cumplir metas y que generaran incentivos a la población […] Los propios médicos eran […] sutilmente obligados […] En esa época se contrató bajo el sistema de servicios no personales, que era inestable y precario. Una manera de quedarse […] era cumplir metas sanitarias”. Maximiliano Cárdenas (2011), ex decano del Colegio Médico.

    “[…] este es uno de los temas en que Keiko no está de acuerdo en que se vuelva a producir, y por supuesto no lo va a permitir. Como gobierno y como acuerdo con Keiko Fujimori, antes de aceptarle la candidatura a la Vicepresidencia, ese fue uno de los temas en que, evidentemente, no se va a permitir […]”. Rafael Rey, VP de la plancha presidencial fujimorista, 2011.

    “Descartamos de plano que haya incentivos”. Aguinaga, 2011, ex ministro implicado.

    “El plan preliminar dice: Incentivo con alimentos de 15 kilos por captación de usuarios a los servicio de la campaña, premio estrella por mayor número de AQV logrados: viaje para 3 personas a un lugar del país”. Ex procurador Ronald Gamarra, 2011.

    “Si hubieran esterilizado de esa manera a las señoras que viven en San Isidro […] esto no habría quedado así […]”. Hilaria Supa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: