Sincerando la billetera


Tras haber registrado dos meses consecutivos de desaceleración económica, el presidente Humala afirma que la crisis global llegó al Perú. Aunque, según analistas, viene desde el 2008. Expertos recomiendan poner en marcha las reformas que faltan para acelerar la economía.

Luis Felipe Gamarra.

El presidente Humala ha afirmado que la crisis llegó al Perú. Sin embargo, la caída de la canasta exportadora, en la que los metales representan el 60%, empezó en mayo de 2012, revelando que el impacto de la crisis global lleva más de un año provocando el sostenido retroceso de los envíos al extranjero. Por ese motivo, por primera vez –después de 132 meses– el Perú registrará una balanza negativa. Según el Centro de Comercio Exterior (CCEX) de la Cámara de Comercio de Lima, en el primer semestre del año el saldo negativo será del orden de los US$ 1.800 millones. Pero, ahora que la economía se desacelera, por la caída de los meses de mayo (4,8%) y junio (4,4%), el Jefe del Estado se adelanta a los resultados del próximo mes, con lo que se podría generar una caída más profunda en la confianza empresarial, a un paso del tramo pesimista.

Pese a que el ex presidente Alan García ha criticado al Jefe del Estado, por alarmar a los agentes económicos, es en su mandato que se generaron expectativas falsas para la economía. Para el 2009, el optimismo de la administración García aseguró que el país crecería 7% en plena crisis de pos Lehman Brothers, para más tarde, mes a mes, corregir el indicador a la baja, hasta que en enero de 2010 se supo que la economía no superó ni el 1%. Con esta advertencia, el presidente Humala se ha desmarcado de su antecesor, optando por la sinceridad. Para Eduardo Amorrortu, presidente de la Asociación de Exportadores (Adex), gremio que ha sentido desde el año pasado el impacto de la crisis, el reconocimiento de que la incertidumbre global llegó al Perú es un paso positivo, porque significa que se tomarán medidas para afrontar este complejo escenario.

EL OPTIMISTA

Pero el ministro Luis Miguel Castilla es más optimista. Según el MEF, el Perú crecerá hasta el 2014 a una velocidad crucero de 6%, tasa que para muchos países en el mundo es apenas un sueño. Sin embargo, para alcanzar esta cifra, se necesitarán más meses de 6% y otros de 7%, y no de 4% como los últimos dos. Quizá, en este contexto, en el que las exportaciones caen, y la confianza no se recupera, el ministro peca de sereno. “Existen razones externas para crecer menos, sí. Eso pasa en todo el mundo. Pero lo que no dice el presidente, ni el ministro de Economía, es que existen decisiones del gobierno, como la paralización de proyectos, detrás de estos pronósticos negativos. Este año, después de mucho tiempo, podríamos crecer menos de 5%”, afirma el economista Juan José Garrido Koechlin. Para él, la declaración del jefe del Estado, más que advertir del shock externo, expresa que se está buscando un chivo para no reconocer los errores propios.

FACTORES INTERNOS

A fines del 2011, ex ministros de Economía del régimen pasado, como Mercedes Aráoz y Luis Carranza, advirtieron que la paralización de proyectos, tanto públicos como privados, iban a atentar contra las tasas de crecimiento de largo plazo. Por un lado, al inicio de esta administración, Pro Inversión contaba con una cartera de proyectos por US$ 10.000 millones, que más tarde se contrajo a US$ 2.000, luego a US$ 1.000 y finalmente regresó a US$ 10.000. Algunos proyectos entraron, otros se eliminaron. Pero la falta de claridad sobre la participación de empresas públicas en algunos de los proyectos, como Petroperú, Enapu y Electro Perú, espantó a algunos posibles socios. Por otro lado, la paralización del proyecto Conga, tras un conflicto mal manejado, redujo las expectativas en el sector minero, así como hidrocarburos y gas, actividades que se retrajeron debido a la preocupación que provocó la consulta previa, proceso que aún sigue generando temor, porque no se sabe si se llevará a cabo tanto en la sierra como en la selva, o solo en la selva.

Es decir, el modelo económico se respetó, pero no se implementaron con rapidez las reformas que exige un mundo desacelerado, sobre todo en un país emergente como el Perú, que crece frente a otras economías, pero cuyo aparato público no es capaz de absorber el enorme flujo de inversión. Para Alfonso García Miró, presidente de la Confiep, eso se llama complacencia. “Creyeron que íbamos a vivir arrastrados por los metales otra década, pero se equivocaron.

Las reformas se implementaron bastante tarde”, afirma, sin olvidar que el Ejecutivo jugó inútilmente con la clase empresarial, convocándola para los roadshows por el mundo, pero lanzando duros adjetivos localmente. El intento de compra de Repsol marcó el pico más álgido, que el ministro Castilla trató de resolver con un paquete de medidas para acelerar la inversión, así como un segundo bloque de medidas para elevar la productividad.
Ahora, para el mes de septiembre, el ministro ha adelantado que está elaborando un tercer bolsón de normas para destrabar los grandes proyectos.

QUÉ DICEN LAS CIFRAS

Tras la afirmación del presidente, cabe preguntarse si el país enfrenta un escenario de crisis. Este año, según el BCR, la inversión pública crecerá 13,2%, cifra menor al 20,8% del 2012. La inversión extranjera directa crecerá a US$ 10.841 millones, monto menor al registrado en el 2012 (US$ 12.240 millones). La inversión privada crecerá US$ 9.920 millones el 2013, 15% más que el año pasado, pero menos que los US$ 14.793 millones estimados por el BCR al fines del 2012. El mes de junio, la economía creció 4,4%, tres puntos por debajo de los 7,65% de abril, y menos que los 5.2% que esperaban. Para el economista Elmer Cuba, director de Macroconsult, el Perú crece menos, pero no dejará de crecer. “Este es un mal año para todos. El Perú será la excepción, pero, a diferencia del resto de países de la región, somos los que más estamos creciendo”, dice Cuba. El economista Jorge González Izquierdo estima que la expansión económica este año será cercana al 5%, pero considera que no debe generarse tanto ruido político, debido a que el megaproyecto minero Toromocho, así como Las Bambas, elevará el PBI en casi un punto el próximo año.

LOS PROYECTOS

Para el periodo 2013-2016, existe una cartera de 17 proyectos con Estudios de Impacto Ambiental (EIA) aprobados por US$ 22.580 millones que deberán ser ejecutados a partir del próximo año. En cobre, el más importante de todos es Toromocho, de Chinalco, cuya inversión será US$ 1.520 millones sobre el cálculo inicial, hasta alcanzar los US$ 4.820 millones. Con este proyecto, el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, estima que el Perú estaría a un 50% de alcanzar la producción chilena, escalando hasta el segundo lugar en producción del metal rojo, por encima de China, recuperando el lugar que ocupó el país desde 1999. Le siguen Cuajone (US$300 millones), Toquepala (US$640 millones), Constancia (US$1.546 millones), Las Bambas (US$5.200 millones), Mina Justa (US$745 millones), Cerro Verde (US$4.400 millones) y Quellaveco (US$3.300 millones), proyecto en manos de Anglo American, cuya luz verde se espera en breve.

Según el Finantial Times, con este potencial, el Perú se convertirá en una potencia global en cobre, que para 2025 competiría codo a codo con Chile por el primer lugar. Este análisis coincide con el del presidente del BCR, Julio Velarde, que el 2012 aseguró que si se llega a ejecutar el 25% la cartera de proyectos mineros, el Perú podría incluso crecer a doble dígito. “No alarmaría a la población, este será un fenómeno de corta duración”, remarca Elmer Cuba. Para Cuba, así como para otros economistas, la economía crecerá en el orden del 5%, pero con miras a dar un salto al 2014, pero solo si el plan de estímulo del ministro Castilla logra acelerar la inversión privada, y si se logran manejar con más muñeca los conflictos alrededor de este sector.

CAE EL CANON

En este escenario, en el que la recaudación minera muestra una contracción del orden del 40% según la Sunat, los más afectados han sido las cajas fiscales de las regiones. El canon minero cayó en 45% para Cajamarca, 30% para Arequipa y 32% para Áncash. En el resto de regiones que reciben esta partida, así como a los que les toca canon gasífero o de hidrocarburos, como Cusco, se han producido marchas contra el gobierno, porque el MEF les recortó su presupuesto aprobado debido a las menores expectativas de la economía. Frente a este reclamo, el ministro Castilla ha advertido que las regiones poseen saldos a favor por más de S/.4.000 millones sin utilizar, que deberían solventar aquellos proyectos en marcha, recordándoles además que en muchas de estas localidades se levantaron protestas contra los grandes proyectos de inversión, afectando a la larga sus propios ingresos.

La Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR) ha solicitado una cita con el jefe del Estado para tratar este tema. En tanto, el ministro Castilla aprovechará el río revuelto para lanzar su anunciada reforma de la redistribución del canon, en el que definirá, entre otras cosas, que se comparta esta partida con aquellas regiones que poseen menores ingresos, que será una antesala del debate que convocó el mismo presidente en su mensaje de 28 de julio, con otras fuerzas políticas para repensar la regionalización, que requeriría una reforma constitucional.

VACAS NO TAN FLACAS

Según el economista Hugo Santa María, gerente de estudios económicos de Apoyo Consultoría, no se aprovechó debidamente la época de vacas gordas. Y, ahora, que llegan las vacas flacas, nos lamentamos. Pero no es tarde. Según su análisis, las reformas que lanzó el Ejecutivo para impulsar la actividad privada verán sus frutos al 2014, año en el que se empezará a ejecutar parte de la cartera minera. Pero, advierte que se deben hacer reformas urgentes para elevar la calidad de las instituciones públicas, y ofrecer mejores servicios en salud, educación e infraestructura. Caso contrario, el crecimiento será tan frágil frente a la crisis externa como en los últimos años. Afirma que se debe ejecutar un plan para profundizar los lazos comerciales con el resto de países de la región, en el marco de la Alianza del Pacífico, (México, Colombia, Chile y Perú), que se presentará como bloque frente a inversionistas en Nueva York el 25 de setiembre próximo.

El Perú posee un sistema sólido, con un sector privado poco endeudado, familias sin mucha morosidad y cuentas fiscales sanas. En este periodo de desaceleración, la construcción creció 7%, la manufactura 2,8%, 2,17% la pesca y 5,97% la minería y los hidrocarburos. En suma, la economía crece algunos puntos menos, pero no se detiene. Sin embargo, no es un oasis frente a la mar brava de la crisis. Tal como pasó entre 2008-2009, si las cosas se complican, habrá problemas. No solo seguirán cayendo las exportaciones, sino que el boom de precios que experimentaron las materias primas, que tanto contribuyó con el ciclo de expansión económica de los últimos años, llegará a su fin, obligando a sectores tan dinámicos como la minería a revisar otra vez los megaproyectos mineros ya planificados, para determinar si serán rentables en un contexto de precios bajos.

Le toca ahora al presidente poner paños fríos. Recordar que se han hecho cosas positivas, pero ejecutar hasta el final el plan de estímulo para la inversión privada, a la velocidad que exige el llamado fin del superciclo de los metales. Porque en una crisis de verdad no existe salvavidas que resista ni modelo que soporte.

Fuente: La Republica

,

  1. #1 por Andres caro el 18/08/2013 - 23:33

    No se de donde han sacado que hay crisis mundial ?, la crisis mundial ya paso hay cuatro motores que mueven la economia del mundo, la china e India no han estado en crisis, la U. E. salio de la recession y ya no esta en crisis, Estados unidos esta creciendo al 1% trimestral.
    La crisis es interna y es generada por el gobierno de Ollanta Humala creando incertidumbre en las inversions y en todos los agentes economicos.
    Lo que viene es un cambio de scenario en la economia mundial, la inversiones van a migrar donde haya mejor rentabilidad y estabilidad economica y eso va afectar a la economia peruana, el estado ha perdido tiempo en prepararse para este momento, lo mas triste el president Ollanta Humala aun no sabe como resolverlo, por eso ha llamado a una convocatoria partidaria para enfrentar la desacelaeracion de la economia..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: