Chavimochic sembrando en el desierto


Este proyecto, que es el principal eje agroexportador del país, lleva el agua del río Santa hasta Chicama y saldrá a licitación el próximo 16 de noviembre, según ProInversión.

Con las dos primeras fases, lideradas por la empresa brasileña Odebrecht, se ha logrado una producción agrícola de alrededor de US$400 millones al año y se han creado 50.000 empleos permanents.

En la década de los años veinte, unos ingenieros vieron las posibilidades de desarrollo agrícola que generaría llevar agua del río Santa en el norte del Perú a los valles e intervalos de este hasta Trujillo. La idea pasaría veinte años después por las manos del biólogo británico Charles Sutton, quien propuso llevar el agua hasta el valle de Chicama, y tras otras dos décadas se convirtió en un proyecto: Chavimochic, elaborado por la entidad gubernamental Corporación Peruana del Santa y cuyo nombre se basó en el nombre de los valles Chao, Virú, Moche y Chicama.

La primera etapa se llevó a cabo de 1986 a 1992 tras una paralización por falta de fondos en los noventa y permitió construir la infraestructura necesaria para llevar el agua del río hasta el valle de Virú, mientras la segunda, que la llevó hasta Moche, se ejecutó entre 1993 y 1996. Ambas supusieron una inversión estatal de más de US$ 1.000 millones, de los cuales se recuperó, según Amílcar Gaita, el 20% a través de la subasta pública de las hectáreas generadas con la obra y que se vendieron a grandes exportadoras como Camposol, Arato Perú o Danper.

“Chavimochic ha sido la escuela donde todos hemos aprendido que la arena era buena para la agricultura, y nos ha enseñado que la empresa tecnológicamente bien dotada y financieramente bien estructurada puede producir altísimos valores por hectárea”, asegura Fernando Cillóniz, gerente general de Inform@cción.

3460

Construcción y operación. La tercera etapa, según el jefe del proyecto, Luis Pita, complementará y consolidará las dos anteriores y logrará incorporar 63.000 nuevas hectáreas y mejorar el riego de 47.000 hectáreas del valle de Chicama. Se trata de una fase que se llevará a cabo mediante un esquema de concesión y que conllevará una inversión de US$715 millones, de los cuales US$ 373 millones serán aportados por el Estado y los US$ 342 millones restantes por el concesionario. “La empresa tendrá la obligación de construir las nuevas obras, pero además de operar y mantener estas y las ya existentes”, explica Luis Pita. La concesión tendrá una duración de veinticinco años, uno de etapa preparatoria, cuatro de construcción y los veinte restantes de concesión propiamente dicha.

Definición tarifaria. Se espera que la recuperación de la inversión tanto del Estado como de la concesionaria se consiga mediante la venta de las nuevas tierras y un esquema tarifario por el agua. “La tarifa por tierras por vender sería US$ 0,07 por m³, mientras que la tarifa para las hectáreas que cuentan ya con propietario del valle de Chicama es US$ 0,04 por m³”, explica Amílcar Gaita. Durante los primeros quince años de concesión la operadora del proyecto obtendría la inversión realizada, mientras que en los cinco años restantes y su vida útil el Estado podría recuperar sus inversiones.

La definición de las tarifas por la venta del agua precisamente fue uno de los factores que atrasaron la ejecución de la tercera etapa planeada por el segundo gobierno de Alan García, que consistía en construir una presa pequeña que conllevaría crear de 20.000 nuevas hectáreas. “La idea era recuperar la inversión de US$265 millones con un esquema tarifario de US$ 0,06 el m³, pero los propietarios de los terrenos que ya existían en la zona reclamaron porque en sus contratos la tarifa establecida era de US$0,015. Ahí se quedó la primera fase de la tercera etapa”, explica Amílcar Gaita. Con el rediseño de esta fase por el mismo gobierno de García al final de su mandato los propietarios retiraron su acción de amparo.

El proyecto Chavimochic, además de abastecer de agua a los valles de La Libertad para el desarrollo agrícola, provee actualmente a la ciudad de Trujillo 1 m³ por segundo, con el que se abastece al 80% de la población con suministro. “Chavimochic vende el agua ya tratada a la empresa pública de servicios de agua potable y alcantarillado Sedalip por S/. 0,21 el m³”, explica Gaita.

3461Las nuevas obras. En lo que respecta a la obra de esta tercera etapa, según Pita, consiste en la extensión del canal madre hasta 50 km más allá del valle de Chicama, la construcción del reservorio de Palo Redondo con 336 millones de m³ de volumen útil de agua, que servirá para regular el agua del riego, una línea de cruce con el río Virú y un sistema integral que abarque el control, la medición y la automatización de todas las estructuras y del agua de riego. El especialista en manejo y conservación de suelos y aguas Manuel Paulet-Iturri cuestiona la idea de extender el agua hasta Chicama, porque la distancia hasta el valle es muy grande.

“Depender de un canal que sale más allá de 100 km es complicado. Tenemos el Fenómeno de El Niño cada ciertos años y puede destruir toda la infraestructura. Es mejor utilizar el agua de los valles, hacer represas en las partes altas y gestionar el agua con eficiencia”, dice el especialista, quien recomienda que el canal sea subterráneo. ProInversión, no obstante, prevé que el canal sea externo, pero se cubra en las zonas críticas donde se manifiesta El Niño, aunque el concesionario cuenta con libertad para proponer una alternativa, siempre y cuando no se desmejoren las condiciones esperadas del proyecto.

En 1998 el Fenómeno de El Niño causó daños en las obras de las primeras etapas, por lo que el gobierno tuvo que invertir cerca de US$ 50 millones en remodelación y rehabilitación.

Nuevas tierras a subasta. Como sucediera en la primera subasta, ProInversión prevé vender grandes hectáreas, concretamente de unidades de más de 500 ha, que según Sergio Bravo despertarán el interés de empresarios locales e internacionales, pues ya no será necesario probar los resultados. “Consideramos que esa superficie garantiza la explotación adecuada y los resultados esperados de la explotación de las tierras. Tenemos que asegurarnos de que las actividades de desarrollo agrícola en las tierras apunten a un mayor número posible de empleos nuevos”, explica Luis Pita.

Para Jorge Chávez, de Maximixe, no obstante, la determinación del tamaño no se ha hecho sobre la base de estudios serios de tamaño óptimo. “Se sabe que hubo poca transparencia en las subastas de Chavimochic realizadas durante el gobierno de Fujimori, lo que dio lugar a que grandes extensiones terminaran en manos de personajes vinculados al propio expresidente y Montesinos”, dice Chávez, quien reconoce que las empresas que trabajan actualmente las tierras del proyecto han introducido tecnología de punta y formas de gestión modernas.

Quienes adquieran tierras de la tercera fase tendrán que invertir precisamente en infraestructura de riego y en la siembra, como sucediera en la anterior subasta pública. Camposol, una de las empresas comparadoras de cerca de 5.000 ha de Chavimochic, ha invertido ya aproximadamente US$ 25.000 por hectárea en su desarrollo, según su gerente financiero, Jorge Ramírez Rubio, y ha generado entre 6.000 y 13.000 empleos en ellas

Más energía. Aunque se trata de un proyecto fundamentalmente de irrigación, la tercera fase del proyecto Chavimochic incluye crear de una central eléctrica que podrá aprovechar los cerca de 100 metros de altura que genera de caída de agua la presa de Palo Redondo. “Será un proyecto pequeño que podría generan como máximo 60 MW y que se concesionaría cuando esté finalizado el reservorio”, explica Amílcar Gaita. Actualmente gracias al proyecto se generan 8,4 MW a través de la central eléctrica de Virú y las microcentrales de Tanchucho y Desarenador, todas ellas en la región La Libertad.

ProInversión, según Luis Pita, prevé que la tercera etapa podrá ejecutarse en cuatro años. “Este proyecto, si los precios de la producción agroexportable no se reducen, se va a desarrollar de una manera muy rápida”, dice Pita, quien asegura que va a revolucionar las proyecciones de desarrollo de la región La Libertad.

3462

“Los empresarios liberteños no tenemos ninguna duda del impacto que tendrá la ejecución de la tercera etapa. Es crucial, pues servirá para consolidar las metas globales del proyecto: el aprovisionamiento de agua, el aprovechamiento en su total magnitud de la producción agrícola, y el potenciamiento de la industria de exportación y la actividad avícola y ganadera”, asegura Rosario Bazán de Aranguri, presidenta de la Cámara de Comercio y Producción de La Libertad. Para Bazán, además de generar 120.000 nuevos puestos de trabajo, este proyecto dinamizará a la economía regional, incluidos a más de 14.000 pequeños, medianos y grandes agricultores, además de nuevos negocios que proveerán de servicios complementarios a la agricultura.

Se trata de unos resultados que no han impedido, no obstante, que el proyecto cuente con sus detractores. Y es que al proyecto se le ha acusado de afectar al clima de La Libertad y de incrementar la carga freática de los campos de la región. “La cuestión de clima no tiene sustento y el incremento de la carga freática no es culpa del proyecto. Los agricultores que usan agua en exceso son los culpables y estamos paliándolo cerrando el caño cada vez más y drenando aguas subterráneas”, explica Amílcar Gaita.

Aunque la construcción de las dos primeras fases no fue fácil, la tercera etapa ha despertado el interés de ocho empresas locales e internacionales, según ProInversión. Entre ellas están la peruana JJ Camet. Todo apunta a que antes de que se cumpla un siglo de su surgimiento, el proyecto Chavimochic será completado; solo cabe esperar que el agua fluya sin obstáculos.

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: