De Soto: “es inevitable la profundización de la crisis, no importa cuánto dinero se ponga”


Si América Latina quiere escaparse de la maldición, tenemos que generar mercados internos. Eso significa, desde Bolivia hasta México, registrar la mayor parte de nuestras empresas que no están en los libros y que se constituyan como sujetos de crédito, para así crear mercados internos que nos van a ayudar un montón.

Hay que darse cuenta de que hacer eso no es una tarea macroeconómica y que la crisis no solamente tiene soluciones financieras o monetarias, que es una pequeña fracción del total. El día que nos demos cuenta de que las soluciones son políticas y legales estaremos en camino de corregir las causas del problema.

Antes departicipar en la conferencia Festival of Media Latam (a realizarse entre el 12-14 de octubre de 2011), este economista conversó con América Economía y nos reveló su opinión sobre el difícil momento que viven los mercados financieros, las razones de la histeria reinante y las repercusiones que una posible recaída global podría tener en América Latina.

-Usted tiene una visión particular sobre las recesiones, ya que afirma que tienen una génesis jurídica, más que financiera. En el actual contexto de incertidumbre, ¿asevera lo mismo?

“Yo creo que ésta es una buena oportunidad de legalizar nuestros países. Si América Latina quiere escaparse de la maldición, tenemos que generar mercados internos”

-El problema que tenemos ahora es una continuación del 2008. La crisis financiera mundial es una contracción del crédito. Cuando baja la confianza, el crédito se contrae, se financian menos negocios, se produce menos, aumenta la desocupación
y los precios caen, lo que genera más desconfianza y se vuelve a un círculo vicioso. Lo que están haciendo los países es meter dólares adicionales para estimular la economía, pero no está funcionando, porque los privados no producen todo el crédito que se requiere.

-Entonces,
¿cuál es la raíz del problema?, ¿qué es lo que hay que atacar?

 

-Existen
una serie de indicadores que no funcionan. Primero, saber cuántas de las
hipotecas en Europa y Estados Unidos pueden pagarse o recuperarse. Segundo,
hace 15 años los balances de los bancos no existen porque tienen una
contabilidad que no está en los libros (off balance sheet), al constituirse
como entidades para propósitos especiales (special purpose entity). Se calcula
que el 70% de los balances en EE.UU. están adulterados. Un tercer problema es
que la mayor parte de los instrumentos financieros son derivados (hipotecas,
garantías de bienes tangibles o intangibles, etc). Lo que se ha hecho es crear
derivados de los derivados: se toma una hipoteca y se la pone en un papel
financiero y se crea una liquidez. Otra persona agarra el mismo papel y lo une
a otras hipotecas, más o menos riesgosas, y así sucesivamente se dividen y se
crean distintos paquetes de valor que van al mercado. Se puede llegar hasta 16
generaciones de distancia que estarán en las arcas de un banco como un papel
valor. Existen US$600 billones de esos papeles derivados (diez veces el PIB
mundial). Este es el único papel en el mundo que no está registrado. Cualquier
persona que está en el mercado financiero de Wall Street o Londres sabe que
está prestando a gente que no tiene la seguridad de si está quebrada, porque no
tienes los balances, ni los registros que digan los activos que tienen para
respaldar su situación.

Es
inevitable la profundización de la crisis, no importa cuánto dinero se ponga en
el mercado, porque una gran cantidad de esos interlocutores pueden tener una
enorme cantidad de estas reservas que no valen absolutamente nada. La crisis
continúa con un círculo vicioso y lo único que evita su caída es que los
gobiernos de EE.UU. y Europa aprueban presupuestos de apoyo y que en cualquier
momento podrían parar.

-En ese
sentido, diría que las medidas de la administración de Obama y la operación
“twist” de la Reserva Federal de Estados Unidos, ¿son medidas inútiles que
pretenden solo retardar el problema por un tiempo más?

-Algunos de
mis artículos no se han publicado porque se los considera terrorismo
financiero, y lo comprendo. Porque una salida es estar quebrados, creer que no
lo estamos y seguir adelante. Pero el momento de la verdad llegó porque el
método de poner más dinero no es suficiente. Esta es una crisis que Obama
heredó y cuando llega al poder la crisis tal como la conocemos hoy ya había
regresado hace cinco meses y no le quedó más remedio que seguirla. Supongo que
parte de la ayuda es que la recesión actual ocurra suavemente o evitar una
catástrofe hasta que pasen las elecciones del 2012 y que Estados Unidos y
varios gobiernos europeos se encuentren en una posición más fuerte para asumir
un programa de corrección a largo plazo.

-Standard
& Poor’s rebajó la nota de la deuda soberana de EE.UU., y de Italia
confirmando el momento crítico en sus economías. Desde su visión normativa,
donde el traspaso de los valores en documentos nos ayudan a transparentar los
problemas de la sociedad, ¿tiene una opinión sobre el papel de estas
auditorías?

-Al
principio creía que las auditorías eran útiles porque son una fuente de
información más. Pero evidentemente se ha dado un punto en que los países del
norte no hacen su propia investigación, sino que todo el peso se lo dan a unas
evaluadoras. A mí me encantaría conducir mi vida con una evaluadora, pero la
vida real no es así, el riesgo lo calcula uno mismo. Un evaluador solo es una
opinión y muchas veces se equivoca, como Lehman Brothers que le habían dado AAA
a todos. Es una opinión entre otras y que no substituye un examen de un
registro, un balance o un informe certificado.

-Si la
Unión Europea llega a un acuerdo con la situación de Grecia y los países con
superávit del bloque tienen la voluntad de seguir apoyando a los más
vulnerables en términos fiscales, ¿qué futuro ve en el euro como moneda única?

-Va a ser
muy difícil. El Euro es lo que tienen en común, pero como no tienen políticas
fiscales, políticas monetarias, ni políticas para cambiar el registro de bienes
en común, se les hace difícil la coordinación. Es posible tener la voluntad de
mantener una sola moneda, y espero que ocurra porque me parece importante la
integración de Europa para la paz mundial, pero también es posible que los
ciudadanos de los países que tienen superávit, como Alemania, se rebelen porque
sus ahorros se están utilizando para rescatar a griegos, italianos y españoles,
y que por políticas internas se termine el asunto. En todo caso, de que el euro
está amenazado, es absolutamente cierto.

-Un
escenario de recesión, ¿cómo podría afectar a América Latina, considerando que
existen economías más desarrolladas o globalizadas, como Brasil o Chile, y un
bloque bolivariano representado por Venezuela, Ecuador o Bolivia?

-Nos puede
afectar de manera distinta. En 2008 todas las bolsas cayeron: Nueva York,
Santiago y Lima, a pesar de tener acciones distintas. Una de las tantas formas
en que afectan las recesiones es que las expectativas son muy contagiosas,
aunque vivamos en realidades distintas. También es cierto que los
latinoamericanos caímos menos, pero caímos. Lo estamos viendo, la recesión de
Estados Unidos está haciendo que nos compren menos minerales y sus precios
están cayendo.

En el caso
peruano, cuando vino la recesión, el gobierno hizo su programa de ayuda fiscal:
condonó deudas, impuestos y metió dinero en la economía. Pero como una buena
parte del Perú, al igual que Bolivia, Venezuela y los países indo americanos,
la economía es informal o al margen de la ley, los recursos no llegaron. Y pasó
algo sorprendente: tuvimos un problema en la selva peruana, donde la gente anda
solamente con paños menores, porque cayó el empleo y la capacidad de generar
riqueza entre 15% a 20% en algunos casos, porque esa población vivía del
turismo, de las ventas de hierbas y artesanías. Parece que estamos más
globalizados de lo que nosotros hubiéramos esperado.

-Sería más
adecuado aseverar que en una situación económica adversa, más que afectar a los
países de acuerdo a sus distintos niveles de desarrollos productivos, ¿los
efectos serán más evidentes según el estado de sus sistemas legales?

-Yo creo
que ésta es una buena oportunidad de legalizar nuestros países. Si América
Latina quiere escaparse de la maldición, tenemos que generar mercados internos.
Eso significa, desde Bolivia hasta México, registrar la mayor parte de nuestras
empresas que no están en los libros y que se constituyan como sujetos de
crédito, para así crear mercados internos que nos van a ayudar un montón.

Hay que darse
cuenta de que hacer eso no es una tarea macroeconómica y que la crisis no
solamente tiene soluciones financieras o monetarias, que es una pequeña
fracción del total. El día que nos demos cuenta de que las soluciones son
políticas y legales estaremos en camino de corregir las causas del problema.

-Pero la
región también tiene elementos positivos en el ámbito financiero. El Deutsche
Bank publicó una proyección para este año de que la banca latinoamericana será
la más rentable junto con la asiática…

-Eso es
cierto. Porque no ha emitido dinero para entrar en los mercados derivados,
tienen balances más exigentes y que son difíciles de esconder. Por trabajo,
muchos latinoamericanos teníamos dinero afuera y lo hemos traído de vuelta a
nuestros países porque está mejor administrado. En parte, porque la banca no es
tan sofisticada y no se ha metido en productos tóxicos. El resultado es que
tendría más confianza en nuestra banca que en la de afuera.

-La
economía en la región aún descansa en la transacción de los commodities, ya sea
el cobre, la soja, el café, el maíz. ¿Habrá otra alternativa de desarrollo?

-Es
evidente que hay que hacer algo más para no depender de ellos. Un buen ejemplo
es Sudáfrica cuando la desvincularon de la economía internacional por su
política del apartheid. Los sudafricanos empezaron a crear industria y a
generar productos que entraron al mercado internacional y, al mismo tiempo,
depender del mercado interno. Hoy es una buena oportunidad para comenzar a
limpiar las cosas. La riqueza se produce por gente que sabe combinar cosas
(contratos, propiedades, mercados, etc.), y eso nos forzará a tener políticas y
salir de nuestros problemas sin depender de la frustración de un metal en la
Bolsa de Londres.

-¿Qué
opinión tiene del rol internacional de China y su relación con las economías
latinoamericanas?

-China
tiene muchas lecciones que darnos de cómo un país del tercer mundo puede
organizarse y cómo hacer las cosas. Por otra parte, integra la economía global
y es interdependiente de nosotros lo que significa menos posibilidades de una
guerra. Por último, es un actor importante en el mercado que no desea por el
momento asumir toda su responsabilidad, pero va a tener que hacerlo. Es decir,
va a ser parte del mundo global y probablemente ayudarnos en ese sentido.

Por otro
lado, hay una complementariedad interesante con América Latina porque necesita
de nuestros recursos mineros y naturales y eso sería una nueva fuente de
inversión. Habría que ver de qué manera eso desarrolla nuestra capacidad de
tener una gestión. Yo creo que la venida de China al mercado latinoamericano es
una opción que no deberíamos desaprovechar, para aprender de ellos y para hacer
las inversiones adecuadas en condiciones nuevas.

-Existe una
visión generalizada de que el narcotráfico se instaló en nuestros países y es
un problema evidente en gobiernos como México y Colombia. ¿Cuál es la mejor
manera de  erradicarlo?

-Para cada
país es distinto. Para Colombia, Bolivia y Perú no solo es un problema de
comercio, sino de producción de recursos naturales y hay miles de personas que
viven de esa coca, amapola o marihuana.

 

Cuando
atacamos el problema en el Perú había una estrategia, ya que intentamos
asimilar al cocalero a la economía nacional, pero atacando al narcotraficante.
Hacer la guerra es ponerse en la situación de que existen miles de familias que
viven de esos recursos y considerando el tamaño del ejército y la policía
peruana era una guerra que íbamos a perder. Si decidimos, como lo hizo el
presidente Calderón, declarar la guerra de frente, no sé si se pueda ganar,
tomando en consideración que esos métodos han existido antes.

Falta una
organización que nos permita ver la situación de manera global y revisar junto
a Estados Unidos y los países del norte cuáles son las guerras contra el
narcotráfico que se ganan o no se ganan.

-Volviendo
a su país, al Perú, usted no apoyó la candidatura, ni el proyecto político de
Ollanta Humala. ¿Cuál es la opinión de los dos primeros meses de su
presidencia?

-No dudo
que su intención verdadera es cambiar un Perú por otro más justo. Está empapado
de esa visión. La pregunta es si con su primer programa de gobierno y con esos
métodos estatistas -que para mi son marxistas-, va a llegar lejos.
Efectivamente llegó al poder y ha hecho cosas muy prácticas, muchas de ellas
buenas. Se ha dado cuenta de que no hay 20 modelos económicos, sino uno: la economía
de mercado. Espero que las cosas sigan funcionando bien, pero estamos a uno o
dos meses. En la mayoría del Perú existe un ambiente de optimismo cauto, del
que yo formo parte.

Fuente : http://www.americaeconomia.com/economia-mercados/finanzas/es-inevitable-la-profundizacion-de-la-crisis-no-importa-cuanto-dinero-se

  1. #1 por Huria el 04/01/2012 - 16:27

    Types website is unquestionably exclusively invaluable for myself. I bookmarked your website!

  2. #2 por Kettie el 04/03/2012 - 06:57

    El control de Internet desde luego es un arma rspedooa, pero por otro lado existen diferentes me9todos (enciptacif3n, ocultamiento IP, etc.) para minimizar el riesgo de la intervencif3n de conversaciones. Por otro lado, obviamente tambie9n existen normas de privacidad, las cuales se pueden levantar en caso de delito pero (al menos en teoreda) no de una manera arbitraria o preventiva. Lo importante es que la filosofeda del PT precisamente consiste en no llamar la atencif3n por aparecer como turista (y por tanto no ser de intere9s) para las autoridades de los paedses en los que opera. Por faltimo, si bien es fe1cil intervenir correos electrf3nicos o movimientos de intere9s, por otro lado es pre1cticamente imposible controlar la ingente cantidad de transacciones, emails y comunicaciones que existen. Si no se sabe que9 se este1 buscando, la informacif3n resulta probablemente infatil. Por ello la principal baza del PT es que no se le considera residente en ningfan lugar por lo que tampoco suele ser objeto de persecucif3n, ni llamar la atencif3n.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: