Canon minero de regiones caería hasta 40% en 2014


Domingo, 09 de febrero de 2014 | 9:07 am
Mina de Toquepala. Foto: La República.
Estimados. Áncash, La Libertad, Arequipa, Cajamarca, Moquegua y Tacna serán las más afectadas. Expertos señalan al esquema tributario aplicado por el gobierno en 2011 como una de las causas de la reducción del recurso que viene descendiendo desde 2012, y este año será superado por el canon gasífero.

Alejandra Cruz Cuevas.

Las transferencias por canon minero a las regiones caerán más de lo previsto por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). La asignación de este recurso podría disminuir hasta 40% en comparación con el 2013, cuando alcanzó S/. 3.806 millones, de acuerdo con el Grupo Propuesta Ciudadana (GPC).

El gobierno proyecta que el canon caerá por segundo año consecutivo. Pero mientras ellos esperan una reducción de 31%, nuestros estudios señalan que los gobiernos regionales recibirán S/. 2.291 millones: entre 35% y 40% menos”, explica el consultor de GPC, Gustavo Ávila Palomino.

Para sustentar sus cálculos el GPC tiene docenas de diapositivas, tablas y gráficos. Y coinciden con el MEF en que la caída de los precios de los metales y de sus volúmenes de producción afectaron los ingresos de las mineras y sus pagos a cuenta por Impuesto a la Renta (IR).

“En 2013 el oro y la plata redujeron su producción 6% y 3%. El cobre, oro y plata vieron caer sus precios 8%, 17% y 22%. Por ello, el valor del total de los recursos extraídos se redujo 12%“, detalla Ávila.

Sin embargo, el experto considera que ese factor no es suficiente para explicar por qué el IR del sector minero, según la Sunat, cayó 48,6% el año pasado. Pasando de registrar S/. 6.456 millones en 2012  a S/. 3.321 millones. “Esta caída es similar a la de la crisis económica de 2008  y 2009. Pero en ese entonces la caída de los precios de los metales y de su producción fue mucho mayor”, asegura Ávila.

Y para el secretario técnico de la Asociación Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), Eduardo Ballón, la explicación se encuentra en el GPC: el impacto del esquema tributario minero que el gobierno promulgó en 2011. “El gravamen voluntario y el impuesto extraordinario se consideran costos. Por tanto, se descuentan del estimado del IR que pagan las mineras, y como resultado hay una menor transferencia de recursos a las regiones y municipios por canon”, asegura Ballón.

De acuerdo con el GPC, por ello el IR del sector minero el año pasado se redujo en S/.2.614 millones y los ingresos por canon minero cayeron 420 millones. Sin embargo, Miguel Paz, de la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE), asegura que el impacto fue mayor. “El gobierno central aumentó sus ingresos en S/. 1.383 millones, mientras nosotros perdimos S/. 613 millones de nuestros presupuestos”, especifica.

Por su parte, Carlos Arana, de la Red de Municipalidades Urbanas y Rurales del Perú (Remurpe), considera que no habrá problema si el MEF les informa veraz y oportunamente el monto que recibirán por canon. Pero Ballón no está de acuerdo. “En Áncash y muchas otras regiones los presidentes regionales y alcaldes ya comienzan a hablar de paralizaciones y usan el discurso de ‘recorte’ del canon como un caballo de batallas para su campaña política en este año electoral”, asegura a pesar de que el canon minero solo corresponde al 10% del presupuesto de este año.

Estas tensiones se darían sobre todo en las regiones más afectadas por la caída del canon, siendo Áncash la primera de ellas con una reducción de S/. 276 millones. Seguida por La Libertad, Arequipa, Cajamarca y Moquegua (Ver infografía).

En contraste, solo Cusco recibirá S/. 2.765 millones en el 2014 del canon gasífero de Camisea. Este monto es mayor al que recibirán todas las regiones mineras juntas. Y su provincia de Echarate cuenta con un Presupuesto Institucional de Apertura (PIA) de S/.435 millones, monto que equivale al PIA de los gobiernos regionales de Áncash y Cajamarca juntos.

Por ello, Carlos Monge, investigador del Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo (Desco), considera que se debe avanzar en la descentralización fiscal, “para que todos los ingresos del estado estén sujetos a un mecanismo de asignación territorial consensuado y previsible”.

El canon es el 50% del IR pagado por las empresas del sector extractivo. La mitad va a las regiones donde se realiza la actividad productiva que genera esa renta. Al interior de estas, 15% va al gobierno regional, 5% a las universidades y el resto a los gobiernos locales.

CANON DEBE IR A UN FONDO SOBERANO DE RIQUEZA

Según el economista del Instituto Peruano de Economía Pablo Secada, incluir a las localidades que no reciben canon dentro de su repartición no es conveniente. “Lo que debería hacerse es crear un Fondo Soberano de Riqueza, al que entre todo recurso de mediano plazo del Estado”, explica.

Como el fondo es administrado profesionalmente, el Estado logrará uno o dos puntos porcentuales de rendimiento adicionales al año de sus recursos, los que significaría entre 0,3% y 0,4% del PBI, es decir, S/.3 mil millones adicionales anuales en intereses.

Sin embargo, Secada consideró que el gobierno no entiende el tema bien y no lo toma en serio.

 

 

 

 

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: